Hoy en día es sorprendente comprobar la cantidad de gente que padece pérdida auditiva –hipoacusia- y no está dispuesta a ponerle remedio. Renunciando a algo tan nuestro, tan humano como la capacidad de hablar, escuchar, entender y relacionarnos con nuestros semejantes. Y un porcentaje muy elevado de estos problemas auditivos tienen una solución perfectamente viable y al alcance de todos: la adaptación de un audífono.

Pero, ¿qué es un audífono? Como tal, definimos a un dispositivo digital, de alta tecnología, capaz de analizar, procesar y amplificar los sonidos; con un diseño personalizado tanto en su forma para acoplarse perfectamente a nuestro canal auditivo, como en su función para resolver las carencias auditivas de las personas afectadas de hipoacusia.

audifonos-beltone
Audifonos Beltone

La primera vez que un usuario utiliza un audífono es común que se sorprenda y se sienta contrariado, porque escucha sonidos nuevos, ha olvidado su propia voz y siente que tiene algo extraño en el conducto auditivo.

Nuestro cerebro sabe discernir o discriminar los sonidos molestos y estridentes para focalizar toda la atención en lo que queremos oír. Sin embargo, las personas con hipoacusia han perdido esta facultad y cuando prueban por primera vez un audífono necesitan tiempo para acostumbrarse y recuperar esa función.

El mejor enfoque para una adaptación de los audífonos es usarlos inicialmente poco a poco en diferentes situaciones a las que progresivamente nos vamos acostumbrando. Primero en situaciones familiares y relajadas para ir introduciéndose en entornos más ruidosos. A medida que vamos ganando confianza, nos sentiremos capaces de enfrentarnos a situaciones más estresantes, auditivamente hablando.

Los audífonos mejoran la vida de las personas con hipoacusia
Los audífonos mejoran la vida de las personas con hipoacusia

Objeciones más comunes durante el periodo de adaptación

Problema de incomodidad

La falta de comodidad se debe a que, o bien el audífono es antiguo o está mal configurado. Para resolverlo los fabricantes de audífonos diseñan modelos más anatómicos y cómodos (para uso diario) con funciones incorporadas que permiten una configuración personalizada para cada usuario.

No cumplen las expectativas acústicas

Los audífonos suponen una inversión importante y si el usuario no reconoce un cambio inmediatamente es frecuente que se frustre y crea que no ha valido la pena comprarlo.

Sin embargo, con paciencia, una adaptación progresiva y afinando la configuración según las necesidades de cada usuario, se resuelve esta mala percepción y mejora la vida de las personas con problemas de audición, haciéndose imprescindible para el día a día.

El mantenimiento es difícil

El uso diario de un audífono implica que están expuestos a sudor, agua, cera del oído, suciedad y polvo. Por eso, estos pequeños dispositivos requieren un mantenimiento exhaustivo para limpiarlos y secarlos.

El mantenimiento consta de dos partes, un mantenimiento básico diario que realiza el propio usuario en casa. Y otro mantenimiento más profesional que realizamos habitualmente en Tu Visión Centro donde cambiamos filtros, adaptadores, tubos, etc.

Da vergüenza llevarlos

Socialmente la gente que usa audífonos es considerada de manera prejuiciosa como débil, mayor, que tiene una minusvalía, etc. Y esta percepción social es la que produce que los usuarios de audífonos se sientan estigmatizados y poco comprendidos.

Pero, confundir palabras, responder inapropiadamente y quedar fuera de lugar en las conversaciones es peor que usar un diminuto audífono que resuelve los problemas derivados de la hipoacusia y ayuda a las personas a tener mayor bienestar.

Han dejado de aportar beneficios

Cuando llevamos unos años usando audífonos, con una buena adaptación y mantenimientos adecuados, llega un momento en que el usuario está tan acostumbrado que llega a pensar que ya no les aporta ningún beneficio.

Básicamente lo que quiere decir es que su audífono está anticuado y es necesario hacerse una revisión auditiva de nuevo y elegir una nueva versión de su audífono.

Audífonos Beltone Imagine, la solución a tus problemas de adaptación

Los audífonos digitales de última generación han supuesto una revolución absoluta en el tratamiento de las hipoacusias funcionales. Elementos tales como los patrones de reconocimiento de voz, selección y filtrado de frecuencias, programación selectiva de bandas o frecuencias entre otras características, permiten una adaptación perfecta y personalizada no sólo al déficit auditivo del usuario, sino al entorno, actividades y personalidad de cada usuario.

Hoy os queremos presentar la última tecnología implementada en el audífono Beltone Imagine (retro)

Beltone Imagine
Beltone Imagine
Tecnología M&RIE

Lo más novedoso de este audífono es que incorpora micrófono y auricular en el oído además de dos micrófonos redireccionables. Esto quiere decir, que el micrófono en el interior del oído permite que disfrutemos de los sonidos del entorno, incluyendo las conversaciones sin que el ruido resulte demasiado fuerte.

Y mientras, el micrófono exterior recoge los sonidos ambiente y el interior discrimina y realza los sonidos de las conversaciones mejorando la comprensión y participación en las conversaciones.

Conectividad a tu medida

Otra gran ventaja de este audífono es que podemos ajustarlo a nuestras necesidades mediante una aplicación del móvil. Pudiendo deshacerse de los ruidos del entorno y centrándonos solo en la conversación, si fuera necesario.

Audífono controlado con aplicación móvil
Audífono controlado con aplicación móvil
Recargable

Por último otra característica señalada es que podemos encontrar su versión recargable, sin pilas, lo que nos dará una mayor autonomía.

Desterremos los prejuicios absurdos y los falsos mitos sobre los audífonos, fruto de una mentalidad y una tecnología ya superadas. Nuestros pequeños aparatos digitales están ahí para hacernos más cómoda y feliz la vida.