Aquí está de nuevo el veranito y el sol. Por fin podemos disfrutar de las terrazas, de un buen chapuzón en la piscina o en el mar, de días al aire libre expuestos al sol y de largos viajes en coche. Por estas fechas siempre nos recuerdan que pongamos a punto nuestro coche, revisando neumáticos, recambios, niveles de líquidos, etc. pero nadie se acuerda de decirnos que pongamos a punto nuestra vista.

Y es igual de importante, porque en verano aumentan los índices de radiación UV, hay más horas de luz, la exposición a partículas en suspensión al aire libre es mayor, viajamos en coche bajo el sol abrasador durante horas, nos bañamos en el agua de la piscina o del mar y pasamos largos ratos en casas y locales con aire acondicionado. Todos ellos, son agentes que pueden irritar nuestros ojos y acarrearnos algún problemilla si no nos cuidamos como es debido.

 

Exposiciones prolongadas bajo el sol de verano.
Exposiciones prolongadas bajo el sol de verano.

En verano los problemas oculares aumentan un 25% a causa del sol, el cloro, el salitre, los aires acondicionados, etc. La mayoría de los problemas oculares son leves o moderados; irritación, sequedad ocular, ojos rojos, conjuntivitis. Sin embargo, podemos padecer otro tipo de patologías más graves como una queratitis superficial debido a la sobre exposición al sol, y puede derivar en dolencias ya más serias como, cataratas, lesiones conjuntivales o incluso quemaduras en la retina.

Pero ¡no asustarse! todo esto no tiene porqué sucedernos si mantenemos una buena higiene ocular. Así que a continuación os detallamos las precauciones que debemos tomar durante la época estival.

Exposiciones prolongadas al sol

La primera y más obvia es el uso de unas gafas de sol para proteger nuestros ojos de los dañinos rayos solares.

Siempre recomendamos comprar unas buenas gafas de sol en un centro óptico especializado. Este punto es importante, las gafas de sol sin un filtro adecuado pueden ser más peligrosas que no llevar nada, porque dilatan las pupilas y permiten un mayor paso de radiación UV al «fondo de ojo». Además si necesitas graduación, recuerda que las gafas de sol también se gradúan.

Una duda muy recurrente es si los niños deben usar gafas de sol… ¡Efectivamente! Los ojos de los niños son incluso más sensibles al sol, por lo que también los niños deben usarlas.

Si a pesar de esto, por algún motivo pasamos un tiempo al sol sin protección adecuada y tenemos alguno de esos síntomas: enrojecimiento, escozor o fotofobia, deberías venir a consultarnos para descartar cualquier lesión o realizar el tratamiento adecuado para evitar posibles complicaciones.

Conducción

Al viajar en coche es importante saber que el 90% de la información que recibe nuestro cerebro llega a través de nuestros ojos. Por eso, es importante examinar la vista antes de ir de vacaciones.

Consulta nuestro artículo “3 Claves para elegir gafas de conducir” de Tu visión Complementos y te desvelamos cuáles elegir.

Gafas para conducir en verano

 

Gafas para conducir en verano

Sean de sol o graduadas, si has tenido algún percance (rotura parcial o total del cristal, pérdida de tornillo para patilla) acuérdate de pasar por Tu Visión Bierzo para repararlas.

Revisa la vista y de paso ajusta tus gafas. 

El agua de la piscina

El mayor problema que encontramos con el agua de la piscina son las irritaciones e infecciones provocadas por los productos de desinfección. Suelen tener un pH que puede ocasionar queratoconjuntivitis irritantes.

Estos cuadros más graves se asocian sobre todo al uso de lentes de contacto durante el baño, por lo que la principal recomendación es evitar el uso de lentes de contacto en piscinas y otros baños de agua dulce; jacuzzis, baños de vapor, ríos, lagos, etc.

Recomendamos el uso de gafas de natación en todos los casos que sea posible, y recuerda que si es necesario, las gafas de natación también se gradúan para permitirte ver bien con ellas si tienes miopía, hipermetropía o astigmatismo.

Otras recomendaciones para evitar infecciones oculares en las piscinas son evitar tocarse los ojos con las manos sucias y no compartir toallas o gafas de sol con otras personas.

El agua del mar

En cuanto al agua del mar, los agentes microbianos que contiene pueden ser fuente de infección ocular, siendo relativamente frecuente la transmisión de conjuntivitis infecciosas o, la aparición de una infección relacionada con bacterias o amebas, potencialmente graves para el ojo.

Baño de verano en agua de mar

 

Baño de verano en agua de mar

A pesar de esto, los problemas oculares asociados al agua salada se debe al uso de lentillas. Puede ocurrir que pierdan su contenido acuoso y se adhieran más a la superficie ocular. Esto puede provocar que en el momento de retirarlas se puedan producir erosiones corneales con su manipulación.

Aires acondicionados 

El aire acondicionado reseca los ojos incluso más que la calefacción en invierno. Bajo condiciones de sequedad ambiental significativa, existe un riesgo mayor de empeorar los síntomas de ojo seco, que consiste en picor, escozor, visión borrosa, fotofobia y sensación de cuerpo extraño persistente en el ojo.

Por estos motivos, es conveniente programar el aire acondicionado a temperaturas entre los 22ºC-26ºC durante el día. Para la noche se recomienda programar las primeras 1-2 horas de la inducción del sueño. Y se desaconseja dormir toda la noche con el aire acondicionado encendido.

Además, incluso sin síntomas, recomendamos el uso habitual de lágrimas artificiales. Y en caso de usar lentes de contacto, no prolongar su uso de forma excesiva, bajo ambientes con aire acondicionado y mantener una adecuada higiene de éstas.

Ya está, tras estos consejos y recomendaciones para disfrutar del verano protegido y con una salud visual de hierro hacemos un breve resumen:

  • Usa gafas de sol adecuadas y fomenta el uso en los niños. Recuerda, si eres miope o padeces astigmatismo o hipermetropía, las gafas de sol también se gradúan.
  • En carretera no te la juegues, usa unas gafas para conducir con filtros adecuados.
  • Cuando te bañes en la piscina usa gafas de natación, y no olvides que también es posible graduarlas. 
  • En el agua evita usar lentes de contacto y, si no es posible, mantén una higiene estricta.
  • Cuando te expongas a ambientes con aire acondicionado hidrata tus ojos a diario con lágrimas artificiales y programa adecuadamente la temperatura. No duermas toda la noche con el aire encendido.

Y si tienes algún problema ocular no dejes pasar el tiempo y ven a Tu Visión Bierzo antes de tus vacaciones. Encontraremos la solución a tu problema.